Maldivas, el lado auténtico del paraíso

Es imposible no pensar en Maldivas y no imaginarnos el paraíso en la tierra. Imaginar una postal de película con hermosas playas de arena blanca, aguas cristalinas y un fascinante mundo submarino.

Maldivas, Relax en estado puro

Destino de innumerables lunas de miel, estas islas son mucho más que paseos románticos al atardecer. Las auténticas Maldivas se encuentras en enclaves tan alejados de la capital como el Atolón Noonu.

Amaca colgada de una palmera en una playa de arena blanca en Maldivas.

Aquí es donde os queremos llevar nosotras, aventureras de verdad que quieren conocer Maldivas desde la perspectiva más auténtica y menos convencional.

Después de coger dos aviones y un barco, llegamos al Atolón Gaafualifu, a la Isla Nilandhoo (welcome to paradaise). Una preciosa Isla prácticamente sin turistas ni extranjeros donde podréis descubrir la gastronomía y las costumbres locales de su gente.

Una Isla que toda aventurera tiene que visitar.

A unos 20 minutos en barca descubrimos lugares paradisíacos, buceamos e hicimos snorkel. Los fondos marinos te dejan perpleja, espectaculares arrecifes, tortugas gigantes, peces raya, tiburones e infinidad de peces de colores, un vergel para los sentidos.

Pies con las uñas pintas de rojo en el maravillo agua de una playa de Maldivas

Dormir en una Isla desierta

Si además os gustan las experiencias fuertes (tampoco os sentiréis como en la película de naufrago), os recomendamos haceros pasar un día por Robinson Crusoe. Un día entero en una isla desierta junto a un fuego y una espectacular noche de estrellas.

Podréis nadar cerca de delfines que querrán saludaros mientras disfrutáis de la libertad del Océano Índico, eso sí, por la noche pueden venir a saludaros un montón de cangrejitos.

Todo esto lo hicimos alojadas en un pequeño hotel familiar muy económico, con un personal muy agradable, el Pearl Beach View. El propietario Simaz organiza las excursiones y la estancia en función de tus intereses y preferencias. No es el típico hotelazo exclusivo de Maldivas, pero el lugar es expectacular.

Maldivas es un destino que se puede adaptar a cualquier tipo de viajera, pero ver el lado más auténtico y disfrutar de auténticos paraísos sin masificar es un regalo de los dioses.

Así que si eres una mujer viajera y te gustaría ir a Maldivas, sólo nos queda deciros que no dudéis en consultarnos.

Etiquetas:

Sin comentarios

Deja una comentario: