Noruega un país que perdurará en tu memoria para siempre

Porque Noruega es fascinante desde el momento que la pisas, y no te voy a engañar yo me enamoré de este país, total y absolutamente.

Noruega, un país de raíces vikingas y dioses que nos vigilaban desde Asgard. No es de extrañar que Odín desde su trono llegara hasta ellos a través de un arcoíris.

Es difícil describir un vergel natural de tal envergadura, fiordos, glaciares, montañas e islas asombrosas que te harán olvidar por completo dónde estás, sin olvidarnos de la sofisticación y el diseño escandinavo.

Comenzamos por recorrer los fiordos más bellos del mundo, lugares donde el tiempo se mueve a su propio ritmo. Hay mas de mil fiordos en Noruega, pero los más conocidos por su belleza son el Fiordo Naeroy, el Fiordo de los Sueños, el Fiordo Lyse y el Fiordo de Gerianger. En su travesía, verás hermosas cascadas de agua cristalina caer por las laderas de sus montañas casi verticales. Aunque los paisajes parecen indómitos y salvajes, hay senderos para poder explorarlos por nuestra cuenta.

Aventuras en estado puro que hemos vivido en Noruega: Amanecer en Preikestolen (El Púlpito), solas, las nubes por debajo de nosotras, el sol saliendo, el susurro del silencio y la grandeza de ese lugar. Llegar a Trolltunga (Lengua de Troll), un reto de catorce kilómetros, donde no sube todo el mundo porque es una ruta larga que agota mentalmente, la peor fatiga de todas. Otra de ellas fue llegar por la montaña al columpio más hermoso del mundo, en el remoto pueblo de Trandal, un lugar que te dejará sin aliento.

La belleza del Ártico

Soledad ártica, es difícil olvidarse de las Islas Lofoten, Verestalen o Senya, afilados picos, playas de arena blanca, tonos verdes y amarillos en verano o intensos azules y blancos en invierno, que se ocultan entre la niebla. La costa está llena de pueblecitos de postal con sus rorbuer (cabañas de pescadores) de madera. Lugares de belleza indómita, donde podrás ver renos, ballenas y animales árticos.

La salvaje belleza polar de las Svalbard, archipiélago subpolar remoto pero sorprendentemente accesible, es la parte más sugerente del Polo Norte y una de las últimas extensiones vírgenes de Europa. Picos bien moldeados, enormes campos de hielo (el 60% son glaciares) y fiordos que cortan la respiración. Todo ello constituye el marco de una rica variedad de flora y fauna árticas ( una sexta parte de los osos polares del mundo).  Con actividades de verano y de invierno.

Ciudades sorprendentes con una vida espectacular Bergen, Alesund, Stavanger, Tromso, Trondheim o Roros además de su capital Oslo. Festivales, comida exquisita, museos… …en todas puedes perderte y deambular por las calles, siempre tendrás algo que descubrir.

Las iglesias de madera, el sur y el centro de Noruega están salpicados de ellas. Todas, desde las monumentales a las más humildes, evocan recuerdos de la infancia por su parecido con las iglesias de los cuentos. De hecho, muchas de ellas están rodeadas de leyendas de troles y acogen tallas de criaturas fantásticas. El mejor ejemplo es la iglesia de madera de Heddal.

Pero sin duda alguna si hay dos fenómenos de belleza inexplicables que tiene Noruega son las auroras boreales y el sol de media noche. Invierno o verano te darán el placer de una experiencia única.

Noruega un país que perdurará en tu memoria para siempre.

Deja una respuesta